Energía positiva

Todos estamos conectados

todos estamos conectados

Decir que todos estamos conectados, en la era de la comunicación, no parece algo demasiado sorprendente, ¿verdad?

Sin embargo, la conexión entre los seres humanos va más allá de la participación en la redes sociales.

La ciencia cada vez profundiza más en las teorías de la interconexión que existe en el universo. Teorías que, en consecuencia, han dejado ser únicamente pertenecientes al área religiosa, filosófica o esotérica.

Teorías que hablan de la conexión entre las personas

Entre las teorías más conocidas, está la fábula japonesa conocida como “el hilo rojo”. Según esta fábula, existe un hilo rojo que une a las personas predestinadas a encontrarse. Mientras que de esta leyenda japonesa, no se puede encontrar una explicación científica, sí lo hay en otras posteriores.

La teoría del entrelazamiento cuántico, formulada por Einstein, Podolsky y Rosen. Estos autores plantearon que “un conjunto de partículas entrelazadas no pueden definirse como partículas individuales”. Es decir, existe una conexión entre las partículas de luz (fotones) que nacen de una misma fuente.

También habrás oído hablar de la Teoría de los 6 grados. Se trata de una teoría más terrenal y actual. Señala que la separación entre dos personas cualquiera, está formada por solo cinco intermediarios. Cada uno somos enlaces de una misma cadena que nos conecta con cualquier persona del mundo en tan solo seis pasos.

Estamos conectados por el Universo

Partimos de la idea de que la energía ni se crea ni se destruye. Y todo lo que somos y lo que nos rodea es energía. La vida es un continuo flujo de energía; desde nuestro movimiento hasta nuestras ideas y emociones.

Nuestra conexión va más allá del hilo  conductor entre medios de comunicación. Se trata de toda esa energía que recibimos y enviamos al universo.

Estamos hechos de polvo de estrellas

Así pues, ya lo dijo el famoso astrofísico estadounidense, Carl Sagan:

“Estamos hechos de la misma sustancia que las estrellas”.

Una declaración revolucionaria dentro del mundo científico, que también ha creado  controversia.

Y cada vez son más los científicos que se suman a esta idea de conexión universal. El astrónomo inglés Cris Impey, también contribuye a formalizar esta teoría. Según sus estudios “toda la materia orgánica que contiene carbono, se produjo por una generación antigua de estrellas”.

En consecuencia, todos estamos conectados a través del universo. Todos formamos parte de él, recibiendo su influencia e influyendo a su vez en el cosmos.

Por tanto, ser consciente de esta conexión, de la fuerza y el poder que habita en tu interior, puede aportarte grandes beneficios.

Tus palabras, tus pensamientos y tus sentimientos fluyen a través del cosmos. Por ello es importante potenciar esa energía, que te será devuelta en la misma medida en la que la entregas.

Leave a Response